Skip links

La fiesta de la Candelaria

Autor: Alejandra Quezada
Alumna de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación

Seguramente sabes de la tradición: el día de La Candelaria se comen tamales y esos tamales los pone la persona a la que le salió el niño Dios en la Rosca de Reyes. Pero, ¿sabes exactamente por qué se llama así? ¿Por qué comemos tamales? ¿De dónde viene esa tradición? Te cuento un poco acerca de ello.

Fuente: Alekséi Yegorov

El origen de esta fiesta es muy antiguo; fue celebrada por primera vez en la isla canaria de Tenerife, lo que hoy es España, y celebraba la presentación de Jesús en el Templo y la Purificación de la Virgen después del parto. Sin embargo, antes de esto ya celebraban ese día una fiesta que llamaban Encuentro, y no fue hasta aproximadamente 1392 o 1400 que se encontró a orillas del mar una imagen de la virgen María representando la escena de presentación del niño Jesús en un templo que lo comenzó a celebrar con carácter mariano en 1497, ya como festejo de la virgen María de la Candelaria.

En México, curiosamente, fue traída por los españoles, pero adoptó (como todas las fiestas) un simbolismo prehispánico, ya que el día de La Candelaria, es decir el 2 de febrero coincide con el undécimo día del primer mes del antiguo calendario azteca, cuando se ¡ celebraba a algunos dioses tláloques. Es por eso que, en algunos pueblos, los habitantes llevan ese día mazorcas a bendecir, con el fin de tener una buena cosecha ese año. En el centro de México acostumbran a vestir al niño Dios y llevarlo a oír misa para posteriormente dejarlo en su nicho hasta el día de Navidad que se coloca en el nacimiento.

Fuente: Gaceta UNAM

En el pueblo de La Candelaria que se encuentra en Coyoacán, hay una gran festividad ese día con mantas de colores, adornadas con flores naturales, tapetes de aserrín pintado, caravanas, fuegos artificiales, castillos de colores y la tradicional “atolada”, llamada así por la gran cantidad de atole y pinole que se hace para regalar a todos los visitantes; también se hacen largas procesiones de un pueblo a otro, cargando imágenes de La Virgen.

En resumen, aquí en México, el día de La Candelaria es el sincretismo de la cultura católica y la prehispánica, la primera celebrando la presentación del niño Jesús ante el templo y la segunda en la que se llevaban tamales como ofrenda a los dioses que ayudaban a la buena cosecha, es decir a Tláloc, a Chalchiuhtlicue (dioses del agua) y a los tlaloques (ayudantes del primero), quienes derramaban su lluvia sobre la tierra. Tal festividad se asocia e integra a la celebración católica que también se hace coincidir con la fertilidad de la tierra y los beneficios del agua.

Ahora conoces de otra fiesta más que, aunque no es 100% mexicana, ya la mexicanizamos en un 80%; tanto que hasta podemos confundir al mundo entero haciendo creer que es una celebración más mexicana que española.

Fuente: SP Noticias