Skip links

¿A qué sabe el 2021?

Autor: José Martín García Campos
Coordinador de Américas Media

Es curioso que todos anhelamos que termine este año (ya por favor) para que comience uno nuevo muy diferente, uno lleno de alegrías, esperanza y calidez; en pocas palabras, lo que no tuvimos durante el 2020. Sin embargo, la realidad es muy diferente, porque la pandemia continúa, cada día nos enteramos de algo peor y, aunque el primero de enero del 2021 llegue, parece que nuestro entorno no cambiará mucho.

Tenemos que ser muy conscientes de ello, porque se está viviendo una realidad complicada por la pandemia. Seguramente el 2021 reflejará las consecuencias de lo que pasó y serán duras, pero no imposibles de superar; eso lo hemos demostrado a lo largo de nuestra historia como humanidad.
A pesar de lo dicho, el 2021 huele a esperanza, de eso no me queda duda, todos deseamos que sea el polo opuesto, que podamos reunirnos con nuestras familias y muchas cosas que no nos hemos permitido por el miedo a la COVID-19; aunque claro, existen las excepciones y para muestra solo con entrar a las redes sociales en donde seguramente encontraremos al amigo en la playa u organizando un banquete para doscientas personas.Por fortuna, la realización y aplicación de la vacuna es toda una realidad y tarde que temprano todos podremos tener acceso a ella. De hecho, es en estos momentos cuando más deberíamos quedarnos en casa, porque es muy diferente a aquella primera ocasión en la que nos pidieron lo mismo. ¿Cuál es la diferencia? Que hace meses no había cura disponible, todo era caos e incertidumbre. Hoy, la espera sí tiene una recompensa bien clara, una que deseo llegue pronto a cada una de sus familias.

Arranquemos este año esperanzados en que todo se apaciguará, pero también conscientes de que el terminar el 2020 y arrancar el 2021 no significa que todo desaparece, porque la batalla de miles de médicos sigue y el virus es una amenaza mortal.
Hoy, con la vacuna ya existente, te puedo decir que definitivamente falta menos.