Skip links

Elección de carrera: un proceso de autoconocimiento

Autor: UNICLA

Lo sé, elegir una carrera universitaria puede ser difícil, incluso aterrador si estás acostumbrado a escuchar que esta decisión determinará tu futuro y definirá lo que harás el resto de tu vida. Después de todo, eso es mucha presión para alguien que apenas está por concluir la preparatoria y todavía no tiene claro su proyecto de vida. Pero calma, este proceso no tiene por qué ser estresante o desagradable. Si lo tomas como un ejercicio de autoconocimiento, será más fácil saber qué quieres, qué persigues en tu vida profesional, a dónde quieres llegar y, por lo tanto, será más fácil elegir.

Fuente: Freepik

Errores comunes

Todos tenemos miedo a equivocarnos, sobre todo cuando se trata de tomar decisiones importantes, pero debemos superarlo y enfrentarlo de la mejor manera; si no lo hacemos, podemos postergar la decisión hasta que es demasiado tarde y paradójicamente terminar cometiendo algunos errores, por ejemplo:

  • Elegir la carrera que tus padres, amigos u orientadores quieren o esperan que estudies.
  • Buscar una carrera que sea “fácil” o que no represente ninguna dificultad para ti por miedo a los desafíos, aunque no responda a tus verdaderos intereses.
  • Dejarte llevar por las pruebas psicológicas o vocacionales que, si bien son de gran ayuda, no son un oráculo infalible.
  • No elegir la carrera que te gusta porque no tiene “mucha demanda”: todo está en constante cambio, la demanda laboral que tenga una carrera cuando ingreses a la universidad no será la misma que cuando termines tus estudios, recuerda que todas son valiosas y necesarias.
  • Limitar tus opciones
  • Está bien estudiar una carrera tradicional como Derecho o Psicología, pero no siempre es lo mejor para todos. Actualmente, hay una enorme variedad de profesiones entre las cuáles puedes elegir. Consulta nuestra oferta académica antes de tomar esta decisión, quizá aún no hayas contemplado todas las posibilidades.

Fuente: Freepik

Tu objetivo profesional en 3 pasos

1. Define tu perfil personal

Consiste en analizar el conjunto de capacidades y competencias que posee una persona, para determinar a qué profesión o puesto de trabajo aspira, así como las habilidades que requiere para conseguirlo. Parece muy complejo, pero en realidad es bastante simple.
¿Estás listo?
Empieza por completar de la manera más breve y concisa posible, las siguientes frases:

  • Lo que más me gusta hacer es…
  • Soy bueno para…
  • Me apasiona…
  • Si pudiera cambiar algo en el mundo sería…

2. Determina un área de estudio

Recuerda que el objetivo de elegir una carrera es profesionalizar lo que te apasiona. Toma en cuenta el estilo de vida que quieres tener, si prefieres la tranquilidad de una oficina o la adrenalina de una sala de emergencias, considera el tipo de trabajo que te gustaría hacer, pregúntate y pregúntale a los demás qué cualidades tienes, por ejemplo: ¿qué sabes hacer mejor que nadie?, ¿eres creativo?, ¿analítico?, ¿trabajas mejor en equipo o sólo?, ¿te gusta leer?, ¿tienes actitud de servicio? Esa información te será muy útil para definir un área específica a la que te gustaría dedicarte.

3. Investiga

El siguiente paso es que conozcas cada carrera de esa área. Para ello, debes investigar los perfiles de ingreso, egreso y planes de estudio. En este punto te darás cuenta cuál de tus opciones es más afín a tu personalidad y objetivos; asegúrate de elegir aquella que te motive más.

No olvides que estudiar una carrera es parte de tu proyecto de vida, pero no es todo el proyecto. Si bien, la profesión que elijas contribuirá al logro de tus objetivos personales y profesionales, la plenitud y autorrealización van mucho más allá de un título universitario o un empleo.

Estás por iniciar una nueva etapa de tu vida, no lo asumas con miedo, angustia e ideas catastróficas. Hazlo con responsabilidad, relájate y disfruta la aventura de ser universitario.

En UNICLA sabemos que todo comienza con un sueño. Si tienes dudas, buscas más información o necesitas apoyo en tu proceso de admisión, ponte en Contacto.

¡Bienvenido a tu futuro!

Fuente: Freepik